SPORTSQRO / SUPÉRATE TRANSFORMA EL MUNDO

GALLOS VS SAN LUIS… A 4 MESES DEL DESASTRE

foto: Mexsport

Han pasado 4 meses desde el episodio de violencia vivido en el Alfonso Lastras, entre las aficiones de Gallos Blancos y Atlético San Luis. Escenas que le dieron la vuelta al mundo y que el medio futbolístico espera no se vuelvan a repetir. Este domingo, San Luis visitará el Estadio Corregidora de Querétaro, la expectativa es algo totalmente distinto, aunque hasta las autoridades lo nombran un partido “De Alto Riesgo”.

“Después del evento violento en el estadio en San Luis, inmediatamente después hubo un partido. Se generó el esquema que traemos en todos los partidos de alto riesgo, este es un partido de alto riesgo, lo cual implica primero ponernos en comunicación tanto de la directiva de Gallos como del equipo visitante. Generar los compromisos con las porras que nos van a visitar”, expresó Juan Marcos Granados, secretario de seguridad ciudadana de Querétaro.

El pasado 20 de octubre de 2019, al minuto 85 del partido entre Gallos Blancos y San Luis, se desató una riña de gran magnitud en la tribuna, la porra local llegó hasta la zona de la porra visitante, provocando que otros sectores aficionados terminaran en el campo para evitar ser agredidos, algunos aficionados inclusive agredieron a jugadores visitantes, dada la violencia, el partido fue suspendido y el encuentro finalizó con sanciones para ambas porras, sanción que terminó junto con el Apertura 2019.

Foto: Mexsport

Los aficionados de estos equipos los llaman el Clásico de la 57, ya que la carretera federal No. 57 es lo único que une a estos clubes, ya que pasa por ambas ciudades y coincide con la ubicación tanto del Estadio Corregidora como del Alfonso Lastras.

Pero el episodio de violencia que se vivió en 2019 no ha sido el único, uno de los más recordados es el de 2006, las rivalidades han surgido desde que ambos equipos estaban en Liga de Ascenso.

“Estaremos realizando una revisión de todos aquellos que vengan de la porra del estado vecino para hacer lo mismo que hemos hecho siempre, una revisión minuciosa de los autobuses, un escoltamiento de parte de policía municipal, de parte de policía del estado, y de guardia nacional para que ingresen sin ningún tipo de riesgo. Me refiero a que no porten ningún tipo de objeto que pueda ser utilizado para agredir”, afirmó el secretario.

Para el encuentro se prevé un total de mil elementos de seguridad pública, además de 600 elementos de seguridad privada dentro del estadio.

“Con protección civil se está revisando el tema de la venta de alcohol y los permisos para llevar a cabo las medidas de protección civil. El día del partido estaremos resguardando con la gente de seguridad física, que se encarga de la seguridad del estadio. Medidas que hemos estado realizando pero que en estos partidos incrementamos la atención”, concluyó.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *